viernes, 1 de diciembre de 2017

¡NIEVE!, ¡NIEVE!

¡La nieve nos ha sorprendido esta mañana!.


¡Menuda sorpresa!, esto no lo ven nuestros ojos todos los días.



¿Salimos a jugar al recreo? 
Una vez en clase,
 hemos aprovechado para llevar a cabo un  experimento con la inesperada nieve.

Hemos cogido nieve y las hemos puesto en dos vasos diferentes.
La nieve, la queríamos meter al cole hasta en los bolsillos del abrigo.


¿A qué parece un helado
 o
 un granizado de limón?

Hemos dedicado un tiempo a observarla, ¿de qué color es?. 

 La hemos tocado con el dedo,  con la nariz: "Está muy fría", "es dura", "pone los dedos rosas"... (comentarios de los niños)… También la hemos olido.

      Y  se nos ha ocurrido  una idea: 

Qué pasará si: ¿Un vaso de nieve lo dejamos en clase, que hace calor?, ¿y el otro vaso lo ponemos en el congelador de la nevera?.


Las primeras conclusiones de este experimento se escuchaban ya en clase antes de comprobarlo: "Desaparece", "se congela" , "se vuelve agua"…(comentarios de los niños)… 

A los 30 minutos la nieve del vaso que hemos dejado en clase se había convertido en líquido.
Caras de sorpresa:  " No está blanca, "es transparente" y  "todavía esta fría" …(comentarios de los niños).


Y la nieve del vaso del congelador, seguía muy dura y muy fría.




¡Es hielo!, ¡Está helado!.



También hemos observado cómo  ha dejado de nevar y cómo poco a poco se ha ido derritiendo  toda la nieve del recreo porque ha salido el sol. 

Entre amigos hemos dedicado día a observar cómo se comporta la naturaleza.


Ha sido una mañana excepcional.
¡Quizá para algunos niños y niñas, la primera vez que han visto y tocado la nieve!





3 comentarios:

  1. Qué divertido!! Me encantan los entrecomillados... Y la expectación que has creado!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar